Demon’s Souls: Primeras impresiones

Gráficos
Buenos, aunque no increiblemente. No hay sombras dinámicas (ni estáticas, de hecho) pese a la prevalencia de luces dirigidas y escenarios de aspecto oscuro.
Las animaciones, sobre todo de los enemigos, son muy buenas.

Jugabilidad
Se hecha de menos más interacción con el escenario, y duele encontrarse hoy en día con barreras infranqueables que le llegan al héroe a la cintura: ¿por qué no sabe saltar o trepar?
El combate, aunque sencillo (dos ataques por arma o escudo, además de esquivar) es muy táctico. Cualquier despiste contra cualquier enemigo puede enviarte al otro barrio, así que mantiene el interés bien.

Dificultad
Sí, mucha. Perder miles de almas acumuladas por morir en una emboscada y luego morir otra vez al intentar llegar rápido a recuperarlas es muy doloroso.

Historia
El trasfondo mencionado no es nada destacable: reino sumido en tinieblas por rey loco que convoca Lo Que No Debe Ser Convocado, todo lleno de demonios que roban las almas, héroes van a recolectar las almas robadas a base de matar demonios. De momento no hay más.

Multijugador
El sistema de multijugador integrado es fantástico. Poder tener visiones de otros jugadores y de lo que hacen en ese momento, las manchas de sangre que te enseñan como murieron otros, el sistema de mensajes de aviso o engaño para los demás… Todo muy bueno.
Aún no he llegado a poder probar el invadir las partidas de otros.