El mundo de Arche – Orientación y direcciones

En cada faceta hay tres direcciones cardinales básicas, cada una perpendicular a los límites de la faceta con otra faceta. En cada lugar estas direcciones solían consistir en palabras relacionadas o derivadas de los elementos hacia los que apuntaban las direccciones. Así, en los dominios del Jar de Noah se podía ir al ignos, al  aqum o al aer. Tras la conquista de Ignis una de las alteraciones que los Trelos implantaron fue usar sus direcciones cardinales, que en realidad hacen que en Noah se llame “tierra” a la dirección de “fuego”.
Por simplificar, en general se emplearán dos modos de indicar direcciones en este mundo. Uno, a veces emplearé Norte, Sur, Este, Oeste, sobre todo a escalas locales, para facilitar la localización espacial. Mientras que dentro del mundo adoptaré los nombres de las direcciones del Imperio Trelo, por ser ahora las compartidas por dos facetas. Estas direcciones son:
  1. Nor: En Ignis, dirección Noah. En Noah, dirección Aquo. En Aquo, dirección Ignis. En Bris, dirección Noah.
  2. Enor: En Ignis, dirección Aquo. En Noah, dirección Ignis. En Aquo, dirección Noah. En Bris, dirección Ignis.
  3. Ren: En Ignis, dirección Bris. En Noah, dirección Bris. En Aquo, dirección Bris. En Bris, dirección Aquo.
En las facetas del mundo se emplean diversos modos de orientarse y conocer las direcciones. Una de las más exactas es guiarse según la posición de las estrellas y de la luna de la faceta. Sin embargo requiere mucha práctica y conocimiento, pues el cielo nocturno varía mucho más que el de la Tierra. Para el que conoce bien los patrones estelares, las estrellas visibles en un momento dado le sirven para saber hacia donde queda cada uno de los límites de su faceta.

Destacar que en el mundo de Arche no hay brújulas, ni puede haberlas. Sin embargo, hay taumaturgos que han desarrollado algunos aparatos similares usando como guías las grandes acumulaciones elementales de las lunas.