Reseña de videojuego: Assassin’s Creed Revelations

En resumen

Jugado en: Playstation 3

Duración aproximada: –

¿Completado? Sí

Puntos fuertes: La ciudad, historia de Altair.

Puntos débiles: La Isla, historia de Desmond.

Puntuación: hombrelorohombrelorohombreloro

Comentario

Otro Assassin’s Creed, el que vendría a ser la tercera parte de su segunda parte, el cuarto juego “grande” de la serie, y el último centrado en la vida de Ezio Auditore.

Revelations se centra en Constantinopla, antes del reinado de Suleiman. Ezio va a la ciudad a por unos cuantos McGuffins más y ya aprovecha para poner al día al gremio de asesinos del lugar. El juego intercala esto con visiones de la vida de Altair, protagonista del primer Assassin’s Creed, en Masyaf (que son muy interesantes y centrados), y con los periplos de la consciencia de Desmond Miles en el Animus (que son aburridos y recalcitrantes).

El sistema de juego es el acostumbrado, pero se le añaden así como media docena de sistemas más: fabricación y uso de bombas, defensa de otras ciudades del Mediterraneo, mejora de los líderes de guarida y defensa de las guaridas ante ataques templarios. Algunos de estos sistemas son bastante irrelevantes, pero al menos te dan opciones para dedicarte a lo que te guste.

La principal pega que pongo al juego es que, pese a llamarse “Revelations”, hay muy pocas revelaciones. La verdad, no creo que se aprenda mucho más sobre la gran historia del mundo de Assassin’s Creed.

Un juego divertido, con una ciudad enorme y bastante diferenciada, muchas cosas para hacer y con los puntos destacados de la vida de Altair. Muy digno sucesor de Brotherhood.