Category Archives: Cine y TV

Especial Star Wars: Adaptando películas: Regreso al Futuro

Ésta es una nueva entrada con ideas y sugerencias para adaptar una película querida por muchos a una partida en el universo de Star Wars. En esta ocasión, se trata de Regreso al Futuro. ¿Por qué? Pues por varias razones, principalmente las siguientes: El viaje en el tiempo es un aspecto nuevo para la galaxia muy, muy lejana; en el canon principal, tenemos ahora dos épocas principales, separadas por unos treinta años, acerca de unos personajes y de cómo se conocieron sus padres; en breve tendremos una tercera época en el canon, esta vez treinta años en el futuro y con coches voladores (no será algo nuevo, pero los habrá). Es decir, una leve casualidad, lo que mayor interés me despierta.

Así que vayamos a ello.

Aunque algo así se podría usar de muchos modos distintos, en esta ocasión mi idea es trasladar casi totalmente el argumento de Regreso al Futuro a Star Wars. Eso significa que los Personajes Jugadores tendrían que ser Luke Skywalker y/o Leia Organa y R2-D2, como poco. También pueden juntarse Han Solo, Chewbacca, C-3PO, etc.

La historia empieza justo en el rescate de la Princesa Leia de la Estrella de la Muerte. Los PJs escapan y ven morir a Obi-Wan a manos de Darth Vader. Ya en la nave, Chewbacca dice que tiene un modo de escapar que le ha proporcionado Obi Wan. Han opina que está loco, pero Chewie acelera la nave hasta que atraviesa el tiempo y aparece poco antes de El Ataque de los Clones. Obi Wan, durante sus largos años en el desierto, había inventado una máquina del tiempo: el Condensador de Fuerza. Al morir, concentró toda su esencia en el aparato, dándole fuerza para un viaje.

Ahora los PJs están atrapados en el pasado, y se encuentran con la nave de la Reina Amidala y el joven Obi Wan (que no sabe nada de lo que le hablan), pero que puede confirmar que ningún jedi ha concentrado así su esencia al morir. Los restos del espíritu de la fuerza de Obi Wan les explica que el primer jedi que lo hizo fue su maestro, Qui Gon, al morir en Naboo.

Por lo tanto, los PJs tienen que ayudar a la Reina a volver a Naboo. Sin embargo, como se puede imaginar, su interferencia ocasiona que Qui Gon y Obi Wan no conozcan al joven Anakin, y que la Reina mire a uno de los PJs con demasiado cariño, y la existencia de Luke y/o Leia empieza a peligrar.

Con R2-D2 con los recuerdos de cómo sucedieron las cosas (aunque sus recuerdos también empiezan a tornarse difusos al ir cambiando la historia), tienen que convencer a Qui Gon y Obi Wan de que Anakin debe ser entrenado (lo cuál es fácil), y presentárselo a la Reina Amidala, que debe preferirle al PJ que corresponda. Y todo antes de llegar a la batalla de Theed y que Darth Maul mate a Qui Gon, momento en el que deben estar de vuelta en el Halcón.

La historia presenta, sin embargo, un tono distinto al de Regreso al Futuro, ya que quizás el futuro habría sido algo mejor sin un Anakin Skywalker. ¿Preferirán los PJs salvarse? ¿O se arriesgarán a alterar la historia, y desaparecer?

¿Y qué ocurre si avisan del futuro al joven Obi Wan? Pues sin dudo al volver al presente se lo encuentran vivo: gracias a sus avisos desarrolló un modo de alimentar el Condensador de Fuerza sin morir, un truco de fuerza que le permite desaparecer y con el que engañó a Vader. Ahora se lleva el Condensador en su nave. E inmediatamente regresa…

“¡Son vuestros hijos! ¡Algo hay que hacer con vuestros hijos!”
“¡Son vuestros hijos! ¡Algo hay que hacer con vuestros hijos!”

 

Especial Star Wars: Reimaginando el canon: Las precuelas

En esta entrada y algunas posteriores me voy a lanzar a un ejercicio de reimaginación que seguramente se haya repetido en muchas mesas de juego: tomar de base algunas de las películas o elementos del canon de Star Wars, y seguir a partir de ahí desviándose ya del resto, usando posiblemente elementos de un modo distinto.

Obviamente se trata de un proceso realizable de incontables maneras, según el gusto de cada cual. Me limitaré aquí a dar algunas ideas y recomendaciones personales basadas en cómo lo haría yo.

Para empezar, partiré de la trilogía original y miraré hacia atrás. Es decir, ¿cómo se podría jugar la historia de Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, tomando como ciertos sólo los episodios IV, V y VI, y usando lo que más guste de lo demás? Voy a obviar los posibles chistes sobre si es posible crear una historia mejor que la de los episodios I, II y III y lanzarme al asunto.

Sí, algo así
Sí, algo así, pero con buenas intenciones

¿Qué tenemos?

Casi todo lo que sabemos del periodo anterior al episodio IV lo aprendemos de Obi-Wan, Darth Vader y Leia. Repasaré los puntos principales que me vienen a la mente:

  • El Emperador ha ido quitando poder al Senado galáctico, hasta disolverlo en el episodio IV.
  • Los jedis y la Fuerza son considerados leyendas y una religión arcaica.
  • En vida del padre de Leia y de Obi-Wan hubo un conflicto llamado “Guerras Clon”.
  • Anakin Skywalker era el mejor amigo de Obi-Wan y un gran piloto. Fue convertido al lado oscuro por el Emperador, y le ayudó a acabar con los jedis, hasta que Obi-Wan se enfrentó a él y le derrotó, convirtiéndole en el Darth Vader conocido. Después Obi-Wan se escondió, vigilando a Luke en Tatooine.
  • Darth Vader no sabe que tiene una hija, pero sí puede saber que tiene un hijo.
  • Luke tiene como tíos a Owen Lars y a Beru Lars. Ellos saben algo de Anakin, dan a entender que saben su oscuro camino.
  • Por cómo se refiere a ellos, no parece que el Emperador fuera un jedi. Sin embargo, tampoco hay mención de los Sith (salvo quizás que Vader es un “señor oscuro del/de los Sith”.

Posibles enfoques y personajes

El arco principal de una partida-precuela debería seguir siendo el ascenso del Emperador y la caída de Vader y los jedis, pero como en este planteamiento de campaña ambos resultados estarían prefijados de antemano, es vital proporcionar un arco personal a los personajes, algo en lo que sí puedan triunfar o fracasar y marcar una diferencia.

Para ello, hay que decidir quienes serán los PJs. Una primera opción podría ser que los jugadores interpreten a Obi-Wan, Anakin y otros jedis, pero aquí se cae con mayor fuerza en el problema del futuro establecido. Para algunos grupos y jugadores eso no será un inconveniente, y para otros será insalvable. Yo me decantaría por tener a Obi-Wan, Anakin, Yoda y Organa como PNJs, y que los PJs fueran otra gente de la galaxia.

Yo veo tres líneas argumentales que pueden protagonizar los PJs sin sentirse inconsecuentes.

Episodio 1: La República en peligro

¡La gran República Galáctica está en peligro! Las hordas clónicas de más allá del Borde Exterior están saqueando sistema tras sistema. Las legiones galácticas de soldados de asalto están desorganizadas. La orden de los caballeros jedi hace lo posible por dirigirlas, pero necesitan toda la ayuda que puedan conseguir.

Los PJs serían una mezcla de jedis, mandos medios-altos de las legiones y personajes misceláneos sensibles a la fuerza que quieren ayudar. Una de las historias consistiría en convencer a un antiguo jedi, Lord Skywalker, que volviera de su retiro para liderar a las legiones. Sin embargo, los PJs descubrirán que Lord Skywalker murió hace un tiempo, pero dejó a un hijo, cuidado por Owen Lars, el hermano de su difunta mujer. Anakin, el hijo de Lord Skywalker (técnicamente, el nuevo Lord Skywalker, aunque este hecho a él le da igual), es muy fuerte en la fuerza, y un excelente piloto, pero los PJs tienen que convencer a su tio, oponerse a él, o ayudar a Anakin a salir del lejano planeta del borde exterior en el que está.

Los PJs deberían acabar llegando a Generales de la República, hasta que uno de ellos, que destacara en la Fuerza pero no hubiera sido admitido en la orden jedi, y tuviera la actitud adecuada, al final de este primer episodio, sería nombrado de forma excepcional Emperador, para guiar de modo unificado las fuerzas galáctica contra los clones agresores. Sería recomendable hablar previamente en algún momento con su jugador para que estuviera de acuerdo con jugar con el futuro villano de la galaxia (de nombre desconocido en la trilogía original).

Episodio 2: Las Guerras Clon

El segundo episodio se centraría en la guerra contra los invasores. El Emperador pasaría a ser un PNJ. Durante la guerra, el Emperador iría cayendo al lado oscuro lentamente, llevándose consigo a una gran parte de la orden jedi, que cegada por los horrores de la guerra seguiría a su gran general hasta la victoria. Por el camino, los jedis aún luminosos serían declarados traidores por su negativa a seguir las órdenes del Emperador. Lord Skywalker (que ahora ya usaría gustosamente su título) lideraría a los jedis oscuros contra los luminosos.

Los PJs participarían primero de la lucha contra los clones, luego contra los jedis oscuros, y acabarían con los últimos jedis caídos. Obi Wan derrotaría a lord Skywalker y se llevaría a su mujer, embarazada. Recogería a Owen y Beru y se los llevaría al otro extremo de la galaxia, a Tatooine, donde se esconderían como humildes granjeros de humedad. Al nacer los hijos de Skywalker los PJs trasladan a la hija a Alderaan. Los PJs tendrían que ayudar a escapar a todos los jedis que pudieran.

Episodio 3: Una llama en las tinieblas

Con las hordas clon vencidas, el Emperador no devolvería su poder y se dedicaría a cazar a los últimos peligros contra él: los PJs. Tendrían que recorrer la galaxia buscando aliados en contra del Emperador y generando la Alianza Rebelde. Partirían con el apoyo del senador Organa de Alderaan. Mientras progresara, descubrirían los planes de construir la Estrella de la Muerte, y dirigirían el robo de los mismos.

Ideas finales

Si, ya décadas más viejos, los PJs cambian de nombre para mejorar sus posibilidades de permanecer ocultos, uno de ellos podría ser el capitán Antilles, que traslada a la princesa Organa y los planos de la Estrella de la Muerte.

Personalmente, yo no emplearía a R2-D2 ni a C3PO, ni usaría a ningún Solo, Greedo, Hutt ni Calrissian. Ni, desde luego, el Halcón Milenario.

En la próxima entrada desarrollaré el ejercicio opuesto: partiendo de las precuelas, reconstruir la trilogía original de un modo alternativo.

Especial Star Wars: Adaptando películas – Piratas del Caribe

Todos estamos a la espera de la continuación de la gran franquicia. Por supuesto que las tres últimas películas no mantenían bien el nivel, pero sin duda basta pensar en el retorno de ese querido personaje para que confiemos en que Piratas del Caribe 5 no decepcione.

MV5BMTkxNzkwODMxN15BMl5BanBnXkFtZTgwMTM0MjM0NTE@._V1_SX640_SY720_[1]
Que me aten si no es mejor que la cuatro.
Mientras esperamos (me temo que en vano), podremos disfrutar de Star Wars VII, motivación de todo esta serie especial de artículos. Pero por suerte, es relativamente fácil combinar a los Piratas del Caribe con la galaxia muy, muy lejana.

En primer lugar, hay que aislar los elementos de Piratas del Caribe que la hicieron memorable. Obviamente el primero en que se piensa es Jack Sparrow, criminal ex-capitán de la nave más rápida del Caribe, la Perla Negra. Por desgracia, el concepto de “ex-capitán de la nave más rápida” no cabe en absoluto en el mundo de Star Wars, así que habrá que transformarlo en algo totalmente distinto. Destacan de Jack Sparrow dos elementos: tiene un aspecto extraño y actúa de forma errática, con aspecto de estar casi continuamente borracho; y es un criminal con corazón de oro, un sinvergüenza honrado, como si dijéramos, normalmente preocupado sólo de sus propios intereses pero de vez en cuando muy motivado en actuar “noblemente”. Esos dos rasgos son los típicos de aproximadamente un 80% de los PJs de cualquier juego de rol, así que lo más adecuado sería dejar que el hueco de Jack Sparrow lo ocupara uno o varios PJs, a ser posible de Al Filo del Imperio, que cubre muy bien la dosis de criminales (más o menos) bien intencionados.

¿Y la Perla Negra? La superposición con el Halcón Milenario es evidente. En el periodo de tiempo típico de juego de Star Wars (el correspondiente al Star Wars D6, al Filo del Imperio y a la Era de la Rebelión) es entre el episodio IV y el V. Esa época empieza y acaba con el Halcón firmemente en posesión del capitán Han Solo. Tal y como lo veo, hay tres opciones básicas:

Tranquilo, sólo era una idea.
Tranquilo, sólo era una idea.
  • Fusionar Halcón y Perla, e ignorar las películas. Los PJs poseían el Halcón Negro (o la Perla Milenaria, o la Perla del Halcón Milenario Negro) hasta que su tripulación de contrabandistas y piratas espaciales se amotinó porque eran demasiado blandos. ¿Qué pasa con Han Solo? Puede que aún esté por ahí, buscando el Halcón. O simplemente puedes ignorarlo si lo prefieres. O si eres muy bueno, los PJs le quitaron el Halcón a Han Solo de algún modo (por ejemplo, sustituye el Colmillo de Krayt por el Halcón Milenario en la aventura de la caja de inicio de Al Filo del Imperio con alguna excusa, y listos. Recuerda que los PJs son en gran parte criminales, después de todo).
  • Fusionar Halcón y Perla, pero situar la historia antes del episodio IV. Como el punto anterior, pero Lando aún no es el capitán del Halcón (al final, acabará en sus manos). Imagino que habrá un montón de novelas detallando toda la historia del Halcón, pero las nuevas películas las van a ignorar, así que Disney te da su bendición para que tú también las ignores.
  • Inventar una nueva nave que no es el Halcón. Directamente puedes crear a la Perla Negra para cubrir el papel de la aventura. Desventaja: no es el Halcón. Ventaja: añade incertidumbre a la historia, ya que casi nadie se creería que el Halcón pueda ser destruido.

El siguiente elemento importante va a ser más peliagudo: el tesoro maldito que condenó a la tripulación de la Perla Negra a la no-vida. Hasta el momento, el universo de Star Wars tiene un único elemento que podríamos llamar sobrenatural (la Fuerza). Una decisión importante es decidir si la maldición tiene de algún modo que ver con la Fuerza, o bien es más una enfermedad que una maldición, o bien es un fenómeno sobrenatural distinto.

  • La Maldición del Lado Oscuro. Posiblemente ésta sea la opción más adecuada. En vez de un tesoro perdido de monedas de oro mayas malditas en la perdida isla de Muerta, puede ser un cargamento perdido de cristales kaiburr sith malditos en el perdido planeta de Korriban. Si te parece que Korriban está demasiado transitado, inventa otro planeta sith, a ser posible más perdido. Un importante explorador sith escondió en ese planeta el cargamento de cristales, porque causaban terribles efectos sobre los seres vivos. Creó una protección de cristal anti resonante para neutralizar la distorsión en la fuerza que generaban los cristales, pero sólo funciona si todos los cristales se mantienen dentro de ese aparato (que casualmente se parece mucho a un gran arcón de piedra).
    <Dramatización>

    Los que cogen uno de los cristales fuera del arcón, quedan apartados de la Fuerza Viva, pero sin morir. Para volver a la normalidad, tienen que reunirse los ladrones con los cristales y devolverlos a la vez. Si quieres saber los efectos concretos, vuelve a ver Piratas del Caribe. Will Starturner sigue siendo hijo de un tripulante, abandonado en el espacio, y la sangre sigue importando (en este caso, lo que importa son los midiclorianos).

  • La Maldición de los Meillas. Un explorador de la República encontró el planeta de los Meillas, increíblemente ricos en algún recurso natural muy valioso. El asunto no acabó bien para los Meillas, que como venganza entregaron un tesoro maldito al explorador H’rnan Koorthesh. El efecto es el mismo que el de la película, pero el origen es más místico y extraño. No requiere mayor adaptación. Will Starturner es el hijo de un tripulante maldito, etc.
  • Fallo Hiperespacial. La tripulación amotinada del Halcón (o Perla) se hicieron con un valioso cargamento de McGuffins. Por desgracia las autoridades locales iban a abordarles, así que intentaron algo desesperado, lanzando al cargamento en una cápsula hiperespacial. Cuando algo más tarde encontraron la cápsula, el ingeniero detectó que algo había ido mal. Los apresurados cálculos de astrogración eran incorrectos, y de algún modo el cargamento había entrado en fase atónica con la materia normal. Entonces cometieron el error de coger las piezas del cargamento y empezar a venderlas y gastarlas. Sólo un tiempo después descubrieron que el atonismo de fase se había transmitido por ondas Keppler a sus organismos, y ahora no estaban del todo en el mundo normal. Necesitan recuperar todas las piezas para repetir el salto y recuperar la fase correcta con un baño de ondas tónicas opuestas. Si eliges esta opción, ajusta la palabrería como quieras. Ah, y tendrás que pensar si la tripulación necesita a Will por algún motivo o no. Si no le necesita, tampoco secuestrarán a Elizabeth. Lo más fácil será dar parte del cargamento a cada PJ y listos.

Lo importante es decidir los efectos de la “maldición”: ¿también se les ve como muertos a la luz de la luna? ¿con cualquier luna? ¿Se transmite el efecto al coger una pieza/cristal, o sólo al cogerla de su lugar original? ¿o no se transmite? En general, el efecto básico debería ser el de inmortalidad: la tripulación maldita puede quedar inconsciente, pero no morir.
El último elemento es, como no, el antagonista. Esto es lo más fácil. Puedes simplemente coger al Capitán Barbossa y meterlo en Star Wars sin más.
Ahora, lo que falta. Will Turner y Elizabeth Swann. Will Starturner puede fácilmente ser PJs o PNJs, a tu gusto. Debería ser fabricante de blásteres en vez de herrero. Elizabeth Swannobi debería ser un PNJ, o cambiar su papel principal (normalmente a los PJs no les gusta pasarse la historia secruestrados sin opciones). Puede ser la hija del gobernador de un planeta del borde exterior (una princesa, si quieres).
El desarrollo básico sería así:
Jack Sparrow llega al planeta Phortro Yale. Allí huye de las autoridades, hartas de piratas espaciales, hasta que la (pequeña) ciudad principal del planeta es atacado por la tripulación maldita. Si la tripulación maldita necesita al hijo de Starturner, secuestrará a Elizabeth Swannobi. Jack conoce a Will y al resto de PJs y tienen que robar una nave para perseguir al Halcón Negro. Encuentran el planeta maldito y ganan.

Star Wars Special: Adapting stories for a far, far away galaxy (I)

Flash Gordon luchando contra Ming el Despiadado
This turned into Luke against Vader.

It is well known that George Lucas was greatly influenced by many things while creating Star Wars, like by Flash Gordon serials and World War dogfights. One of the bigger influences was, without a doubt, Akira Kurosawa’s cinema and, very specifically, the Hidden Fortress (1958).

Star Wars vs. Hidden Fortress, Mashup by Eugene Baldovino
Vader and alter egos, again.

Coming from here, I’m going to put forward several influences a posteriori. That is, some works which could be adapted to the Star Wars universe in an interesting way, always thinking in roleplaying adventures.

The Good, the Bad and the Ugly

I’ll start with the easy ones. Kurosawa’s cinema makes me think in its adaptations to the american cinema, specially to westerns, like A Fistfull of Dollars, which makes me think in the Trilogy of the Dollar, and in my favourite one: The Good, the Bad and the Ugly.

The story of the film is easy to adapt to Star Wars: three criminals discover the existence of a treasure guarded by a dead soldier and go to find it, with a big civil war around them. The real problem is that the film is centered in the interaction of the three characters, an interaction based on despise and hate, in wanting to profit from the others and triumph over them. All this is harder to adapt to the typical RPG group, but it can be done.

 

Option 1: One player, the good or the ugly

Easiest one: an adventure for one player, playing the good or the ugly. He has to cooperate with the other to find the trasure, and fight the bad.

Option 2: Two players, good and ugly, only rivals

With two players, one can be the good and other the ugly, and push down their enmity until a healthier rivalry. The search for the treasure is like a competition between them. They will betray each other, but both understand that is part of the game. No killing urges, which are reserved for the bad.

 

Option 3: Two players, good and ugly, to kill

Two players, one good, other ugly, with the film relationships: despise, hate and forced cooperation. Both players need to understand that the story will probably end badly for at least one of them, and the GM must be ready to shorten the story if one of them gets all the information and kills the other.

Option 4: More than two players, nice to each other

A typical PC group. They discover the location of the treasure and go looking for it. The villain is still the bad, now with a bigger retinue to match forces.

Option 5: More than two players, enemies to each other

Similar to the previous, but without nice words inside the PC group. The PC who finds out the location of the treasure will become the good or the ugly, and the others will have to watch him very carefully…

Alternative option: One player, the bad

A parallel story for one player, shorter.

Characters

“Goldie”, The Good: A bounty hunter tired of the world.

“Tukko”, The Ugly: A very bad mouthed scoundrel.

“Sentence”, The Bad: A killer for hire and officer of the Empire, ruthless.

Scenes

Some key scenes would be:

  1. Tatooine: The good and the ugly are getting money from the Hutts, getting paid the bounty on Ugly’s head and then saving him again. They discover a lost imperial freighter, full of corpses, with just one survivor who tells them the story of a lost gold shipment.
  2. Captured: The Empire captures Goldie and Tukko, and they are under interrogation by Sentence. They must run away, or negotiate with Sentence (so they can run away from him later).
  3. Space battle: To get to Sadhill they must go through an imperial space blockade protecting a key point in the system. They have to destroy that key point so the blockade is lifted.
  4. Sadhill: This planet-cemetery contains the tombs of thousands of billions of dead caused by the civil war. Many of the tombs are empty (it is hard to find something to bury when a planet explodes). Here, in the tomb of Morr’icon, is the money, and here do come the good, the bad and the ugly for a last fight. (Tombs are computerised and can be found from orbit).

 

Películas de James Bond

Hauce ya tiempo que tenía una espina clavada. De La Llamada de Cthulhu leí las obras de Lovecraft. Del MERP leí la obra de Tolkien. Jugué a 007… y nunca había visto entera una película de James Bond. Así que últimamente me he puesto a verlas todas en orden.

Voy por Moonraker y… ahora entiendo que se diga que las de Connery son mejores. El nivel de patochada ha incrementado exponencialmente. Creía que Live and Let Die sería de las peores, con su +20 a racismo, pero Moonraker… tiene a un pájaro mirando dos veces con sorpresa a una góndola hovercraft conducida por James Bond. Y eso es sólo un ejemplo.

Mi reproductor me ha dejado tirado a media hora de terminar, así que ya haré una crítica más completa en algún momento.

De momento, breves ideas de las vistas hasta ahora:

  • 007 contra el Dr No: Mucho mejor de lo que esperaba. Muy lenta, más seria de lo que se suele asociar a James Bond.
  • Desde Rusia con Amor: Un rollo.
  • Goldfinger: La primera película con todos los elementos de James Bond, y diría que una de las que mejor los usan.
  • Operación Trueno: Se nota que querían mostrar las caras secuencias submarinas. Otro rollazo. Pero es una de las fuentes de Austin Powers, con el número 2, los tiburones…
  • Nunca Digas Nunca Jamás: Aún no la he visto. Que sea otra vez la historia de Operación Trueno no me motiva.
  • Sólo se vive dos veces: Poca cosa. Ninjas asaltando la guarida del volcán, y otra tanda de material base para Austin Powers.
  • Al Servicio Secreto de su Majestad: Lazenby me gusta como Bond. Esta es una de las que más me han gustado en conjunto.
  • Diamantes para la Eternidad: Y más material para Austin Powers. Casi me sorprende lo poco qu tuvo que exagerar para hacer sus parodias.
  • Vive y Deja Morir: Un presidente negro de un país africano se dedica en su tiempo libre a hacerse pasar por criminal de Harlem con pinta de proxeneta y mover a todos los negros a hacer cosas criminales. Ah, y vudú, que también es de negros. No sé si ser de los setenta es excusa suficiente para esta película.
  • El Hombre la Pistola de Oro: No se por dónde empezar. Christopher Lee y su tercer pezón y su mayordomo enano.
  • La Espía que me Amó: Parece una mezcla de ideas y escenas ya usadas en las películas anteriores.
  • Moonraker: Pfffffff.

Ya sólo me quedan 13 y pico. Bueno, en realidad Skyfall la vi el otro día por casualidad. Y como ya vi hace un tiempo Casino Royal (la original, la de Woody Allen y David Niven), ya va quedando poco. A ver si falta alguna que merezca la pena.

Boletín de cine

Dos noticias breves:
-Samurái Jack, la serie de animación terminará finalmente su historia con una película de cine. Y producida por J.J. Abrams. Fuente.
-Se prepara una nueva secuela que nadie pide: Gremlins 3.

Algunas series

Después de hablar de las películas (hace ya un tiempo), ahora a comentar algunas series.
The Office es una serie inglesa de la BBC creada por Ricky Gervais y Stephen Merchant. Trata sobre el día a día en una oficina de una empresa de venta de papel. Está rodada como si fuera un documental sobre la oficina. Y es cómica. El humor se centra en unos personajes realistas, pero insoportables, que generan situaciones realmente incómodas. Es una de las mejores series cómicas que he visto. Eso sí, evitad el remake americano de la NBC que, como suele ocurrir con esas cosas, falla totalmente y sólo logra ser una triste parodia aplanada. Dos temporadas de 6 capítulos cada una, más un especial final.
Extras es la siguiente serie de Ricky Gervais y Stephen Merchant, que pudieron hacer gracias al enorme éxito de The Office. Se centra en la vida de un extra de películas que quiere llegar a ser un actor protagonista. Una de sus características más particulares es la inclusión en cada capítulo de una gran estrella del cine que se interpreta a sí misma, parodiándose. Así aparecen Ben Stiller, Sir Ian McKellan (genial), Patrick Stewart (el mejor), Samuel L. Jackson, etc. Es tan buena como The Office, o casi. Dos temporadas de 6 capítulos cada una, más un especial de navidad final.
The Wire es una serie que he empezado a ver básicamente porque Alan Moore la elogio muchísimo en una entrevista. Y tenía razón: es una serie original, bien narrada, que trata sobre una operación policial contra un capo de las drogas de los barrios pobres de Baltimore, y sobre el propio capo y su gente. Evita totalmente caer en clichés y estereotipos, siendo imposible señalar a unos como buenos o malos: son gente real. El gran realismo de esta serie no evita que tenga momentos divertidos, ni significa que se cebe en la violencia. Muy recomendable. Son 5 temporadas de entre 10 y 13 episodios cada una.
Monk es una clásica serie de detective, al más puro estilo de Colombo, Se ha escrito un crimen, Poirot o tantas otras. La gracia principal es la personalidad del detective protagonista, el Sr. Monk: es un ex-policía obsesivo compulsivo con decenas de fobias y cientos de manías. Es una serie muy divertida, con algunos misterios muy buenos. Ahora mismo se está emitiendo la séptima temporada (y la sexta en español), que se cree será la última.

Muchas películas

Es el momento de volver a gastar tiempo en algo distinto al trabajo que debería estar haciendo. Y esta vez le ha tocado a algo de crítica de cine, dado que al menos he visto una película genuinamente buena recientemente (algo inusual, la verdad). Aunque también he visto unas cuantas que me han gustado, reconozco la diferencia entre las dos cosas.
Listando las películas que he visto hace poco y que recuerdo, tenemos:
-Hijos de los Hombres
Una película muy buena. Mejor que eso. No sólo está bien hecha y tiene buenos actores, además trata un tema de ciencia ficción del modo más adecuado al género: centrándose en el efecto sobre la humanidad. Esta desoladora película consigue llegar a afectar a quien la ve por la gran verosimilitud de las acciones que muestra, pese a su ambientación ficticia. Es realmente refrescante encontrar a un héroe que no recurre en ningún momento a matar ni a siquiera empuñar un arma. También se puede destacar la (inexistente) banda sonora. Sólo se oye lo que oyen los personajes: en un par de ocasiones hay hilo musical (en el que suenan bandas británicas), cuando hay algún sonido fuerte queda después un pitido de fondo, y eso es todo. Es una película que hace reflexionar, pero que además es emocionante y técnicamente impecable.
Como ejercicio, compárese la Inglaterra fascista postapocalíptica de esta película con la supuesta Inglaterra ¿fascista? ¿postapocaliptica? que debería haber mostrado V de Vendetta.
-La Momia 3: La Tumba del Emperador Dragón
Una película de la que no esperaba más que me entretuviera y que, en general, lo consigue. Tras haber vuelto a ver recientemente las dos primeras entregas, situaría ésta al nivel de la segunda. El villano representa una amenaza casi inexistente, hay peleas de ejércitos sobrenaturales que dudo pudieran ofrecer ningún problema a armas modernas pero que hay que suponer deberían poder conquistar el mundo, hay acción y hay frases ingeniosas que se ríen del propio género de la película. A destacar entre estas últimas la presentación del personaje de Evey O’Conel, interpretado en esta película por una actriz distinta a la de las anteriores. Hablando del personaje femenino sobre el que ha escrito dos libros (basados en sus anteriores aventuras de las otras películas), afirma “Puedo asegurar que se trata de una mujer totalmente distinta”, justo cuando la cámara muestra su rostro (y el espectador comprueba que, efectivamente, es otra mujer). Lo cierto es que el cambio no se limita a la actriz: todo el personaje parece distinto.
Es curioso como tiene alguna similitud con Indiana Jones IV. Entre otras cosas, en las dos desaparece la sensación de peligro de las anteriores películas.
-El Increíble Hulk
Hulk machaca. Aparece la Abominación, el origen del Líder, el futuro Doc Samson, la palmada sónica para apagar fuegos, referencias a SHIELD, Iron Man reclutando a los Vengadores, “Me está enfadando, y no le gustaría verme rubio” (Banner intentando decir “su frase” en portugués sin dominar del todo el idioma) y muchas peleas contra el ejército. Muy divertida, sobre todo para cualquier fan de la Masa. La única pena es que insistan en que Hulk no hable (sólo dice una frase al final, y es de hecho casi ininteligible). ¿Tan mal efecto daría que no dejara de decir “¡Hulk machacar!”, “Hulk no tiene amigos”, “Hulk odia al débil Banner más que nadie”, etc… ?
-V de Vendetta (revisionado)
Ésta bien hecha película es un crimen. Debería ser posible encarcelar a los responsables bajo cargos de “corrupción y perversión de ideas”, “conversión de un personaje chulo en un idiota con suerte”, “transformación de uno de los momentos cumbre más emocionantes en una patochada con tiempo bala” y “típica falta de miras americanista”.
Leed el tebeo. Aunque ya lo hayáis hecho, releedlo.
“No sólo hay carne ni sangre debajo de esta máscara. Hay un ideal. Y los ideales son a prueba de balas”. Por suerte, también tenía una coraza, que es más a prueba de balas. No debe confiar tanto en sus “ideales”.
Comparar eso con “Ya no hay carne ni sangre detrás de esta máscar. Sólo hay una idea. Y las ideas son a prueba de balas”. Y aunque el que le ah disparado ve sangre y cree haberle matado, y así lo cuenta, la aparición posterior de V les demuestra que tenía razón, y no se puede matar a una idea con una bala.
Sin embargo, parece que sí puede matarse con una adaptación de Hollywood.
Otro punto curioso que surgió al ver la película es cómo en el prólogo el dibujante menciona un bar en el que, ante las horribles noticias del mundo, cambiaron de canal a un programa de humor, y cómo ese tebeo era para quien no cambiara de canal. Pues en la película uno de los añadidos es el de un conocido humorista inglés haciendo un programa humorístico al son de Benny Hill (y que conste que no me meto con Stephen Fry, que siempre es un placer verlo en en una película).
Al verla en el cine, me pareció una adaptación sangrante pero una película aceptable. Ahora ya ni eso. Es demasiado grave lo que hacen. Salvo el traje de V, no hay punto alguno de la adaptación que no sea criminal. Ni uno. Pueden estar contentos: han conseguido hacer la mejor peor adaptación de la historia.
-Donnie Darko Director’s Cut
Hay demasiado que analizar en esta película. Simplemente lo dejaré en que el Director’s Cut debería haber sido la película. Se han introducido fragmentos realmente necesarios para entender el conjunto sin ayudas externas (sobre todo, las citas del libro sobre viajes en el tiempo).
-Blackadder Back & Forth (creo que en español es “Viaja en el tiempo”)
La película de la serie Black Adder, en la que el blackadder moderno se dedica a viajar por el tiempo, alterándolo, corrigiéndolo y volviéndolo a alterar. Divertida, como todo lo Blackadder, pero no tanto como la serie.

Y ahora, próximamente, y antes de que ya no sea posible, a ver Wall-e y El Caballero Oscuro.

Indiana Jones IV: Indyferencia

🙁

Perdidos. Teorías. (SPOILERS)

Antes de nada, aviso de SPOILERS sobre la serie, hasta el capítulo 4×09. Y el que avisa no es traidor.

.

.

.

.

Vale, advertidos estáis. Tras ver este capítulo, se forman algunas ideas:

1) Charles Widmore es Alvar Hanso, y es inmortal, al igual que Richard Alpert (y, posiblemente, Bakunin). Llegó a la isla hace siglos, a bordo de su barco esclavista La Roca Negra. Allí, descubrió de algún modo las mayores propiedades de la isla, obteniendo la inmortalidad (al menos, mientras estuviera en ella). Con el tiempo, fundó DHARMA para investigar y explotar todas esas capacidades, pero algunos de sus compañeros iniciales, liderados por Alpert, se opusieron (los Hostiles). Widmore fue expulsado de la isla, y ya no fue capaz de localizarla, por sus propiedades espacio-temporales.

2) Jacob, sea lo qué sea, sea quién sea, es quien concede la inmortalidad. Busca a sujetos adecuados (quién es adecuado es una buena pregunta), como Hanso, Alpert, Ben y Locke, y les impide enfermar o morir. Este es un efecto que se mantiene incluso fuera de la isla (Michael no puede morir aunque intente suicidarse, Ben no puede matar a Widmore).

La mayor duda que crea esto es, ¿qué hace que algunas personas no puedan morir, mientras que otras sí mueren en la isla? ¿depende sólo de Jacob?

A partir de los flash-forward, creo que Widmore conseguirá reencontrar la isla, y expulsará a Ben igual que él mismo fue expulsado. Ben morirá (muy posiblemente el hombre del ataúd). Algunos de los protagonistas se quedarán en la isla para enfrentarse a Widmore, igual que lo hicieron los Hostiles en su momento, liderados por Locke (que ya será inmortal como Alpert), mientras que otros aceptarán la oferta de Widmore de abandonar la isla y no hablar nunca de lo allí ocurrido.

Sin embargo, de ser así, ¿por qué Abbadon, que trabaja para Widmore en el presente, pregunta en el futuro a Hurley sobre la isla y si “aún siguen vivos”?