Archivo de la etiqueta: Rheios

El mundo de Arche – La demiurgia

De dónde viene

La demiurgia puede considerarse el poder original, concedido por el Demiurgo a algunos seres vivos del mundo en un intento de mantener el Equilibrio.

En qué consiste

Básicamente, la demiurgia es la comprensión profunda de la naturaleza de los cuatro elementos básicos (fuego, aire, tierra, agua), en la capacidad de controlarlos a nivel básico y la sensibilidad al estado de equilibrio entre ellos. Inicialmente, los cuatro elementos estaban equilibrados. Aunque se creaban y destruían continuamente, convirtiéndose unos en otros, apareciendo y destruyéndose, el Demiurgo era capaz de mantener el control. Luego, con la vida, todo se complicó. Los demiurgos pueden intentar mantener el control del equilibrio a pequeña escala, transformando un elemento en otro, creando un elemento o destruyéndolo.

Cómo se obtiene la demiurgia

La demiurgia puede obtenerse de varios modos.

  • Puede ser concedida por un demiurgo con alta comprensión de demiurgia. Originalmente, el Demiurgo otorgó la demiurgia a varios seres vivos. Algunos de estos demiurgos aprendieron lo bastante durante su vida como para otorgarle la demiurgia a otros. Para lograr esto, basta con decir las palabras adecuadas para la persona que recibe la demiurgia. Estas palabras son distintas cada vez, pero son las palabras justas para otorgarle la idea adecuada sobre los elementos y su relación con todo lo que existe.
  • Puede ser robada a un demiurgo. Tal y como descubrió Plutarco Eutimios, se puede desposeer a un demiurgo de la capacidad de obrar la demiurgia, para apropiársela uno mismo. Él mismo le robó la demiurgia a Alción Vígdif, una rheia demiurga. Después escapó y contó su hazaña el resto de su vida. Para lograr robar la demiurgia, primero hay que entender al demiurgo al que se la vamos a quitar. Hay que entender cómo piensa y siente. Después, hay que lograr sincronizar los pensamientos y sentimientos con él. Finalmente, y de algún modo no muy claro, se sustituye su presencia en el Arche de modo que la conexión a la Idea de Demiurgia sea con la esencia del ladrón y no del demiurgo.
  • Puede ser alcanzada. Es el camino más difícil, y pocos lo han conseguido, normalmente con ayuda de algún maestro demiurgo incapaz de conceder la demiurgia. Alción Vígdif fue la primera en recorrer este sendero hasta dominar por su propia mano lo que le había sido robado, y usarlo para convertir a Plutarco Eutimios en cuatro estatuas perfectas e iguales (salvo en tamaño), cada una de un elemento. Aún hoy permanecen, estáticas, prohibidas de mezclarse con el mundo que las rodea, en la plaza central de Eutimia. Lograr esto requiere siempre meses, años de estudio de los elementos, de meditación y de análisis razonado del mundo.